Make your own free website on Tripod.com

Latitudes
1992

Latinafrica

Latinafrica (Remix 1998)

Regreso

Creer es Ver

Fuerzas Naturales

Ded o Ded o

Otro Tiempo

Allende

Todos Vuelven

Juegos y Palabras

Histoires Personnelles

Yaravi y Huayno

Obachule

La Batea.TXT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

 

 

Dedicamos este discos nuestro amigo y hermano de canto Willy Oddó, miembro de Quilapayún entre 1967 a 1987. Nuestra emoción para el propagador de la libertad y alegría, para el artista carismático y emotivo, para el compañero esencial de tantos años de exilio. Willy seguirá siempre presente en nuestra canciones, rechazando el momento de la ausencia definitiva.

  París, febrero de 1992.

Señales

El nombre del disco ha sido elegido para dar la idea de espacio, de puntos de referencia, de líneas de información. Actualmente, no es la “localidad” lo que mejor podría definir a Quilapayún. Sería más bien una idea de universalidad o de pluri-pertenencia, construida paso a paso por la fuerza de una vida hecha de diferentes arraigamientos, de recorridos, de distancias, de “latitudes”.

 

-          Es el primer disco producido desde que el grupo fue autorizado a volver a su país de origen, Chile, en 1988. Fue el tiempo necesario para los justos reencuentros, para madurar la experiencia vivida y para que las notas y las palabras lograran surgir con espontaneidad y con fuerza.

-          Se trata de un disco de una gran diversidad de proposiciones, que viene a confirmar el rol de Quilapayún en tanto elemento modernizador de la música popular latinoamericana. Para llevarlo a cabo, los músicos han recurrido a su vasta acumulación cultural, ya bastante mestizada por la vida real. Las músicas europeas y africanas, así como la música clásica y la música contemporánea, vienen a enriquecer el núcleo indo americano propio a las raíces del grupo.

-          Es una producción sin artificios técnicos: en un mundo sonoro que tiende a privilegiar la electrónica y las reproducciones de síntesis. Quilapayún ha apostado a la “naturalidad” del sonido, buscando el justo equilibrio entre los aportes de las nuevas técnicas y el rico bagaje acústico propio a las sonoridades latinoamericanas.

-          A pesar del espíritu comunicativo que se desprende de la escucha de este disco, se trata de una expresión bastante íntima, en la cual las referencias a la actualidad han sido filtradas por un “vivido” profundo, muy lejos de la agitación o de la exhortación. Lo que permite hacer pasar de manera universal un discurso artístico que se nutre de los lazos estrechos con la tierra, los hombres, la libertad y la justicia.

 

-          El contenido general del disco gira en torno a temas como:

-          la identidad cultural, a través de piezas del folklore indígena (Yaraví y huayno), o de una neta referencia a las influencias africanas en América (Latinaáfrica, Obachule).

-          la identidad personal, en la cual los orígenes, siempre presentes y activos, adquieren nuevas dimensiones de por el contacto con nuevos países o nuevos amores (Regreso, Todos vuelven, Histoires personnelles). En este mismo dominio, se le rinde un homenaje al hombre que marcara al grupo y a una época (Allende), y que la historia comienza hoy día a ubicar al lado de los grandes defensores del sueño colectivo sacrificados por los intereses del momento, tales como Martin Luther King, John F. Kennedy, Nelson Mandela.

-          la época actual, que exige nuevas razones para enriquecer las esperanzas, para construir una nueva utopía. Para artistas como Quilapayún, ésta deberá encontrar en los argumentos del imaginario, de la poesía, del arte, nuevas fuentes para el ejercicio de la libertad y para la construcción de un nuevo futuro (Creer es ver). Al mismo tiempo, esta búsqueda es vivida por el grupo con mucho más distancia, más sabiduría, con una pasión contenida, consciente de que la evolución de la existencia humana es una sucesión ininterrumpida del ciclo sueño-catástrofe-sueño (Fuerzas naturales). En fin, la época esta también presente en la alegría de vivir y en el humor, ya que los esquemas estrictos de pensamiento tienden a desaparecer y se comienzan a abrir nuevos horizontes a la esperanza (Otro tiempo, La Batea).

-          Las búsqueda puramente sonoras o lingüísticas ocupan también un lugar importante, a través de canciones que sólo aspiran a ser comprendidas en sus juegos de impresiones (Ded o Ded o, Juegos y Palabras).

 

-          Todo ha sido comprendido con dinamismo. Y si los temas de una cierta “profundidad” (característica de Quilapayún) ocupan un lugar importante en esta producción, el tono es desprovisto de gravedad. Se busca más bien una comunicación sensible y emocional, positiva, tomando en cuenta las experiencias de la vida real, la memoria y los sueños.

 

En suma, un conjunto de canciones que debería demostrar la capacidad de renovación de un grupo que permanece sensible a los nuevos signos de los tiempos.